Con ejecuciones tiñen de sangre fiestas de Navidad en el Istmo

Juan Antonio Ilescas

Previo a los festejos de Navidad, el Istmo de Tehuantepec se baña en sangre que derraman grupos de delincuencia al ejecutar a un ex militar y un trabajador de Petróleos Mexicanos. Ambos crímenes fueron perpetrados con total impunidad.

Un ex militar dedicado a la ganadería, apareció ejecutado dentro de su camioneta, después de cinco días de encontrarse desaparecido.

El cuerpo y vehículo fueron hallados en el paraje Llano Grande, Ciudad Ixtepec, en la región del Istmo.

El 17 de diciembre, el infortunado Porfirio Sánchez Martínez fue reportado desaparecido en la primera sección de Juchitán de Zaragoza.

Mientras que esta mañana, en el camino viejo a La Ventosa, a la altura del restaurante La Iguana, en el puerto de Salina Cruz, fue cometido un nuevo hecho de sangre.

Delincuentes armados atacaron con armas de fuego a un trabajador de Petróleos Mexicanos, quien quedó sin vida dentro de su vehículo.