Con 65 años de vida, bomberos de Oaxaca celebran su día trabajando

Juan Antonio Ilescas

Este 22 de agosto se celebra en México el Día del Bombero y en Oaxaca los heroicos ‘tragahumo’ lo festejarán trabajando, con un reconocimiento institucional y de la sociedad a su incansable trabajo.

Ser bombero requiere de vocación de servicio, de trabajo y capacitación constante, pues en estos dos rubros va implícita la vida del bombero y las vidas o patrimonio que puede salvar.

Manuel Maza Sánchez ha concretizado el crecimiento de los bomberos oaxaqueños que nacieron en 1954 a raíz del incendio en una tenería. Fueron policías estatales los primeros en darle vida a lo que hoy es el Heroico Cuerpo de Bomberos de Oaxaca.

A 65 años de distancia, la corporación cuenta con cuatro estaciones equipadas y trabajando en Valles Centrales y cuatro regionales en Juchitán, Tuxtepec, Puerto Escondido y Huatulco, algunas de ellas construidas por el Patronato de Bomberos, con mezcla de recursos o con recursos municipales, cubriendo el 43 por ciento de la población en todo el estado.

Maza Sánchez explica que para ser bombero se requiere de vocación y de cierto perfil. La plantilla de los bomberos en Oaxaca lo componen 174 elementos, incluidos personal de salvavidas en playa Zicatela.

Año con año aumentan los servicios que atienden los bomberos, en este primer semestre del 2019 son ya cuatro mil 500 servicios de incendios, lluvias, accidentes carreteros, fuga de materiales peligrosos, entre otros.

Gracias a la constante capacitación y preparación, a lo largo de su vida, los bomberos de Oaxaca solo han tenido que lamentar la muerte de uno de sus compañeros, sin embargo hay factores externos que representan riesgo en cada servicio que atienen, como la falta de conciencia de la ciudadanía que no abre paso a los vehículos o el bloqueo de calles.