Carreteras se tiñen de sangre por accidentes después de festejos

Juan Antonio Ilescas

El primer día del 2020 resultó trágico pues de los cerca de 20 accidentes carreteros que se registraron en el estado de Oaxaca, en tres de ellos hubo un número similar de personas fallecidas, incluyendo un bebé, además de 15 heridos.

El exceso de velocidad, cansancio por desveladas y el consumo de alcohol fueron las causas de los accidentes.

Un motociclista murió en la carretera federal 190, a la altura de San Pablo Etla, dónde derrapó por exceso de velocidad.

En el kilómetro 146 de la carretera Transístmica, una familia de turistas procedentes de Santiago Laollaga, volcó con su camioneta, dónde una persona murió y tres más quedaron heridas.

En la Ciudad de Oaxaca, en el cruce de Reforma y Abasolo, el chofer de un camión del transporte público que manejaba a alta velocidad provocó que los ocupantes de un auto compacto invadieran la banqueta y quedaron prensados al chocar con un objeto fijo.

Mientras que en Juchitán de Zaragoza, un conductor ebrio impactó su vehículo contra un mototaxi, causando la muerte de un bebé de tres años y heridas graves a la mamá.